jueves, 25 de mayo de 2017

Caja de perfume alterada

Hoy os traigo un nuevo proyecto de reutilización y alterado. En este caso concreto se trata de una caja/cofre de perfume en todos rojos, de una amiga de mi hermana, que me pidió tunearla.






Ella compró los papeles para hacerlo ella, pero le faltaba tiempo. Así que acabó en mis manos. Yo encantada de ayudar. Cualquier oportunidad para scrapear es bienvenida.

Pero cuando vi la caja y los papeles... un escalofrío recorrió mi cuerpo. Para empezar la estructura de la caja, pero sobre todo, el papel de decoupage, que como tal, yo nunca había utilizado.

Un proceso interesante. El papel de decoupage resultó ser la mejor opción para forrar la caja, porque al ser tan fino permite ajustarlo perfectamente a la estructura. Un poco de cuidado a la hora de extender la cola y ajustarlo a la superficie (alguna arrugilla me quedó); y también cuidadín para ajustar el corte de papel al interior.

Una vez superada la prueba de fuego, llegó el momento de la decoración, para la que utilicé los papeles de la colección Mi princesa de Anita y su Mundo que escogió la dueña de la caja.


A eso yo añadí puntilla rosa, un brad y toquelados de cartón, papel y tela de arpillera con troquel de Sizzix. Las letras forman parte de un alfabeto de la colección Hugs & Kisses de Simple Stories.


jueves, 18 de mayo de 2017

Libro de Firmas

El sábado hay una boda. Yo no voy a estar, pero un poquito de mi sí, a través de este regalo: un Libro de Firmas.

Un trabajo hecho con mucho cariño e intentando acercarme en lo posible al gusto de los novios y a la estética de la celebración.


La encuadernación es una de las muchas variantes de encuadernación en espina. Y además de las hojas para firmar, dos bolsillos en el interior de las tapas con unos detalles por si las hojas no llegan o para poner algunas fotos.



La estructura está hecha con cartón contracolado, cartulina verde, papel decorado, tella de arpillera y cierre con lazo.

Decoraciones metálicas en lomo y esquinas, y troquelados y algo de cinta textil para la portada.

En el interior, todas las hojas tienen estampaciones en consonancia con los papeles utilizados.


¿Queréis verlo con más detalle? Pues os he preparado un mini video.


Por si a alguien le interesa, os detallo algunos de los materiales utlizados en el proceso:

- Cartón contracolado
- Cartulina verde
- Cartulina craft
- Cartulina blanca
- Tela de arpillera
- Papeles decorados, concretamente la colección Mademoiselle de UHK Gallery.



Respecto a los troquelados, además de utilizar algunos de intercambios y el de la palabra Love de la portada, que me dejó una amiga; la flor de la portada está hecha con un mítico troquel de Sizzix, y algunos detalles, con la también  mítica troqueladora de bordes de Martha Stewart.


Para las estampaciones en cartulina blanca (no hay ninguna que no lleve un detalle), he usado la tinta Memento Dew Drop Cottage Ivy. El color perfecto para las cartulinas y papeles utilizados.


Y respecto a los sellos, he usado un montón. Algunos están fuera de sus embalajes originales y no recuerdo de que marca son, pero de otros si... sobre todo porque son algunos de mis sellos preferidos y los uso un montón.

Sellos de Mariposas a go-go. Me encantan!!!!! De Toga, Wow! y de Scrap Collection.

 

 Y también sellos de ramas y flores: los de goma son de Inkadinkado y los acrílicos de Artemio.

 

He usado más sellos, pero no recuerdo las marcas. Estoy intentando hacer memoria y buscando en la red. Si los encuentro, actualizaré la entrada.


domingo, 7 de mayo de 2017

2 en 1: Cartonaje y scrap

Este proyecto que os enseño es el resultado de mi participación en un inter de "amigas invisibles scraperas".

Hoy nos hemos reunido y hemos hecho el intercambio de regalos. 

Muy emocionante, pues hasta ese momento no sabíamos quienes eran nuestras parejas. Un inter a ciegas, ja,ja. Por lo que había que hacer algo pensando en tres posibles receptoras de nuestros regalos.



Mi idea era un proyecto de cartonaje, que al final se convirtió en un 2 en 1.

¿Queréis verlo con más detalle?






lunes, 24 de abril de 2017

Qué es una Loaded Bag?

Al entrar en el mundo del Snail Mail, se abre un abanico infinito de posibilidades para compartir experiencias scraperas (y no scraperas, ojo, porque el Snail Mail o Correo Bonito, no es algo exclusivo del mundo de scrap).

Mi experiencia con los Snail Mail se está nutriendo de estupendos intercambios y momentos sorpresa entre amigas y colegas y, la verdad es que es algo que estoy disfrutando mucho.

Una de ellas, Mabel de Scrapbòries de Mabel, con la que ya llevo unos cuantos, me ha propuesto dar un paso más y pasarnos al mundo del Loaded Bag para nuestros intercambios.

Y si en su momento tuve que investigar sobre los Snail Mail, ahora toca investigar sobre las Loaded Bag, que traducido viene a ser "bolsa cargada".

El scrap, en su mayor parte, se nutre de muchísimos términos ingleses. Muchos no sabemos como traducirlos, o la traducción no nos "pega". Bolsa cargada? Qué os parece? Qué forma os gusta más para nombrarlo? ( Mmmmmm, este es un debate interesante... deberíamos adaptar estos términos a nustros idiomas de referencias? ).

Pues si, una Bolsa Cargada o Loaded Bag, es eso, una estructura en forma de bolsa, cargada de sorpresas y regalitos, y ojo, si la utilizamos como Snail Mail, una parte destinada a intercambiar o mandar no solo regalitos, sino palabras, escritos, sentimientos, emociones... sobre aspectos que nos unen a esa persona a la que le enviaremos el Snail Mail en forma de Loaded Bag.

Si hacemos una búsqueda en Google con los términos "loaded bag scrapbooking", nos salen un montón de imágenes que nos pueden servir de referencia, idea, inspiración; y como no, a seguir investigando a partir de las experiencias y creaciones de otras scraperas.

 
En mi búsqueda, una de las imágenes que aperece es una bolsa de papel, y esa idea es la que se me ha quedado en la cabeza y con la que voy a trabajar mi primera "bolsa cargada". 

Así que he buscado en mi caos de materiales, y siiiiiiiiii!!!!, tenía unas bolsitas de papel que espero me sirvan para las ideas que ya me bullen en la cabeza. 

Allá vamos!!!!!! Seguiremos informando, ja,ja.

lunes, 17 de abril de 2017

El mejor reto del mundo 2017 - Más tarjetas


Si vistéis mi primer envío de marcapáginas y tarjetas para El Mejor Reto del Mundo, prometí hacer más tarjetas para un segundo envío. Y lo conseguí y han llegado a tiempo.

Se trata de seis tarjetas, hechas por parejas siguiendo un mismo estilo en cada par.

En este par, utilicé tintas distress para crear fondos, y sellos para acabar de dar el toque de fondos e incluir un mensajes.


Para los otros dos pares, utilicé restos de papeles, troquelados u otros elementos decorativos para crear la estructura y los mensajes.



Ojalá hubiese podido hacer más.... Pero para el año que viene me pongo a mi misma un reto... y es aumentar el número de marcapáginas (6) y de tarjetas (9) que he hecho para este.


jueves, 6 de abril de 2017

Snail Mail Primavera

Nuevo intercambio de Snail Mail con mi amiga Mabel de Scrapbóries de Mabel.

Esta vez el tema elegido ha sido la primavera.

Quería hacer algo especial utilizando papeles que hice en unos talleres hace un tiempo

También quería hacer algo pintando mis propios motivos con rotuladores. Rotuladores de los de toda la vida, nada especial. Pero me apetecía seguir creando fondos y decoraciones por mi misma.

Y mucho falso cosido, que me encanta el efecto y siempre que puedo lo hago.

Este es el resultado. Realmente un snail único, ja,ja. Muy "artesanal" y hecho con mucho cariño. A ver que os parece.


 
 

 



Ya estamos preparando el siguiente, que será para celebrar el veranito. Cualquier temática es buena, ja.ja.


domingo, 2 de abril de 2017

El mejor reto del mundo 2017

Pues ya llegó, un año más de El Mejor Reto del Mundo. Y un año más en el que no puedo faltar.


Si aún no te has animado a participar, no lo dudes ni un momento. Merece la pena. De la mano de Andrea de 3flowers, que nos explica de forma totalmente detallada el reto y todo lo que supone, podemos hacer mucho con un poquito de nuestro tiempo de scrap.

Mi intención es aportar más, pero como veo que el tiempo pasa y no quiero correr riesgos, aquí va mi primera aportación: 3 tarjetas y 6 puntos de libro, que el lunes saldrán por correo a su destino.

Empiezo a enseñaros los puntos de libro. En todos he utilizado sellos coloreados con tintas distress, y también en todos he incluido un pequeño mensaje.

En estos dos primeros, el mensaje va por la parte de atrás.






Y para las tres tarjetas he seguido el mismo patrón creativo: acuarelas, texto estampado y falso cosido.




Si leeis las instrucciones del reto, la idea es hacer un punto de libro por cada 2 tarjetas. Pero si son más tarjetas que puntos de libro, mejor. Y aún sabiendo esto, me han salido más marca páginas que tarjetas... cosas de la inspiración, supongo. Así que la próxima semana voy a centrarme en el tema tarjetas. A ver si consigo hacer unas cuantas más y que lleguen a tiempo. 

El lunes 17 de abril es el último día para que lleguen a destino, así que cuanto antes os pongáis a crear, mejor.

lunes, 13 de marzo de 2017

Intercambio Libros Alterados

He participado en un Intercambio de Libros Alterados del grupo Scrapfusión. Estuve a punto de perdérmelo, pues creía que el tiempo no me iba a llegar, pero dieron un pelín más de margen en relación al tiempo, y vengaaaa!!!!

En mi mente la idea estaba bastante clara, pero a la hora de materializarla, me encontré con algunas limitaciones/problemas, especialmente en lo referente a los tiempos de dedicación.

Quería hacer un díptico, a modo de expositor. La idea era trabajar tanto la parte exterior como la interior, de forma que el libro pudiese guardarse cerrado, y poder exponerse en abierto, para ver el interior.



Trabajar el tema de las ventanas interiores fue un proceso largo, pues además de hacer las ventanas, había que pegar cada hoja. Supongo que habrá mejores métodos para hacerlo que el que yo utilicé, pero finalmente conseguí cerrar ese tema y ponerme con todo el tema decoración.

Este proyecto ha sido un continuo proceso de ensayo-error. Últimamente trabajo mucho de esta manera. Puedo inspirarme en ideas, imágenes, trabajos de otras personas, pero intento llevar todo lo visto a mi terreno, a mis ganas de probar y experimentar sin miedo, y por supuesto, a mis materiales.

Para realizar el exterior del libro he utilizado papel de empapelar, pintura acrílica, tintas diversas, sellos, troquelados, decoraciones metálicas, purpurinas, flores, cordón, puntillas... Y para el interior, los mismo que para el exterior y además, algunos de los elementos decorativos están hechos con los restos del mismo papel de las hojas del libro que sobraron de las ventanas. También utilicé liquid perls, stencil, modellier creme...

Para que podáis ver con más detalle el resultado final, he hecho un mini video en el que he intentado que se vean los detalles. Las fotos no son muy buenas, pero creo que se aprecia bastante bien.



Quería mantener un mismo estilo o linea de colores, decoraciones, tanto fuera como dentro, y lanzarme al rollo mixmedia, y la verdad es que el resultado me ha gustado mucho. Hasta me ha dado cosilla enviarlo, je,je. Pero al recibir el que hizo mi compañera de intercambio para mi, os aseguro que ha merecido la pena.



Esta maravilla viene de la mano de Paz a la que podéis seguir, en su vertiente más creativa, en Instagram.




jueves, 23 de febrero de 2017

Como scrapear y no perder la cabeza en el intento: Episodio 5 - Tendencias???

Este post quizás no tenga ese toque de humor que caracterizaban a los anteriores de esta sección. Y no es porque no pueda tenerlo, pero el caso es que después de darle muchas vueltas, no me parece apropiado. 

Este post, además, está cargado de mucha autocrítica y, en cierta medida, es una llamada de atención a mí misma y una forma de reafirmarme en algunas de mis planteamientos y decisiones. Y de alguna manera, al optar por un enfoque más serio, me doy un zasca a mi misma en relación a los post anteriores.

Tiene parte, también, de las reflexiones que hacemos algunas amigas scraperas, de sus experiencias, vivencias y desasosiegos, en ocasiones, muy similares a los míos.

Y dicho esto, vamos al tema.

¿Qué es scrap?, dices mientras clavas
en mi pupila tu pupila azul.
¿Qué es scrap? ¿Y tú me lo preguntas?
Scrap... eres tú.

Esta scrap-adaptación de la famosa rima de Bécquer es el punto de partida de esta nueva entrega de Cómo scrapear y no perder la cabeza en el intento.

Hacía más de un año que no tocaba esta sección, pero no he dejado de pensar en ella. Y algunos de mis pensamientos más recurrentes, en mis divagaciones scraperas particulares, acaban en el mismo lugar común: las tendencias. En este caso, las tendencias scraperas y de qué forma pueden llegar a “mediatizar” nuestra forma de hacer scrap.


Pero… ¿qué es una tendencia? Pues ahí que me he ido a buscar definiciones en la red, y he sacado unas anotaciones de las mismas, añadiendo mis propias reflexiones.

TENDENCIA: Idea o corriente, especialmente de tipo religioso, político o artístico, que se orienta en determinada (¡¿y unica?!) dirección.

Hablar de tendencias, implica hablar de moda y estilo. Y según el ámbito en el que te muevas, te marcan el camino a seguir. Se trata de ese mecanismo social que regula las selecciones de las personas en determinados tiempos y espacios.

Hasta aquí, todo claro. Todos y todas, en algún momento (o en muchos) hemos seguido (o necesitado seguir) determinadas tendencias. Ningún aspecto de la vida se queda fuera de este hecho: cocina, moda, deporte, crianza, salud y alimentación... y como no, el scrap.

Pero, estas tendencias que nos parecen tan novedosas, fabulosas y necesarias... tienen su lado oscuro

Es como que, si no sigues unos determinados criterios, no puedes hacer (buen) scrap. O tu scrap no está a la moda si no usas tal o cual herramienta (algunas de precios realmente obscenos), o no tienes los últimos papeles de la última colección de la última marca. O si no tienes un espacio fabuloso en el que trabajar, ya sea scraproom amueblada en blanco inmaculado, o un armario hecho a medida con cien mil compartimentos para tener supuestamente ordenado tu espacio de trabajo y tus toneladas de materiales, que es lo que da razón de ser a tu hacer scrapero.

Pero aún hay otra forma de ver las tendencias. Porque hay gente que piensa que una tendencia deja de serlo cuando se convierte en “moda masiva”. ¿Y esto que significa? Que en cuanto seamos legión los que sigamos la tendencia, la moda deja de tener “pedigrí”. Y casi sin darnos cuenta, ya estamos fuera de onda, y hay que buscar corriendo la siguiente. 

Y si en la primera visión de la tendencia-moda, nos hace falta buen dinerín para poder estar en la brecha. En esta segunda visión de la tendencia-tendencia, ya ni te cuento. Porque tienes que ser muy rápido para poder ser parte del círculo exclusivo, abanderada y referente de la corriente que acabará siguiendo todo el mundo (tendencia-moda).

Y casi sin darte cuenta, combinando ambas cosas, te ves inmerso en una carrera desenfrenada por tener lo último, o simplemente por tener, aunque en ocasiones ni sepas para que puede llegar a servir, o lo que es peor, si realmente te va a servir.

Cuando entré en contacto con el scrap “comercial”, las marcas, las tiendas on-line y los grupos de scrap, no pude (¿o no quise?) evitar caer en una espiral de desenfreno consumista. Seguro que muchas os sentís identificadas. Todo lo quería, todo me gustaba. Si eso lo usaba fulanita o manganita, tenía que ser mío. Papeles, tintas, embellecedores, sellos, troqueles, herramientas... Una orgía de materiales. Y en esa etapa estuve más de lo sanamente recomendable, para mi economía, y también, es necesario decirlo, para mi creatividad.

Con el tiempo, te vas dando cuenta (aunque cueste reconocerlo) que algo no está bien. En realidad es como cualquier tipo de adicción. Suena fuerte, pero es así. Es una acumulación sin sentido. Un síndrome de diógenes scrapero, y no hablo de material de desecho, sino de cosas por las que pagas dinero, mucho dinero.

A finales de diciembre me cambié de domicilio, y guardar y ordenar mis materiales scraperos me supuso cierto sabor agridulce. Me produjo incluso sonrojo y cierta vergüenza… ¿de verdad tengo todo esto y sigo comprando?

En enero se anunció la liquidación por cierre de una tienda física en Coruña, y claro, no había que dejar de aprovechar la oportunidad. Momento ideal para dar rienda suelta a tus antojos y necesidad de compra compulsiva. Y es que con descuentos de 50% y el 70% ¿quién podía resistirse? Allí estábamos una orda de scraperas ansiosas, incluso gente que no hacía scrap y, que al leer la palabra “liquidación”, allí se metía a ver si pillaba algo. No me centré en mis necesidades reales, lo confieso, pero fui muchísimo más comedida de lo que habría sido hace un tiempo. Un enorme favor a mi economía y un falso alivio.

Y me planteé… ¿y si “las tendencias” no es tener lo último, sino simplemente tener? Poseer, acumular, amontonar…



Que nadie me malinterprete. No se trata de no tener, sino de hacerlo con ¿criterio? Se trata de realmente necesitar, o de realmente utilizar. Pero sobre todo, de dejar un margen a la experimentación, de disfrutar de los tiempos de crear. Se trata de poder y saber buscar alternativas. De alguna manera de dar un paso atrás  Que el scrap no dependa de los materiales. Que poder hacer un álbum o una tarjeta no dependa de si tengo o no tengo tal sello o tal troquel. 

Ojo, que un antojo lo tiene cualquiera, y que nunca está de más darse un homenaje. Pero cuando nuestros proyectos e ideas dependen de los materiales, o dicho de otra forma, de nuestro poder adquisitivo ¿dónde queda la creatividad y la imaginación?



¿Los materiales nos marcan el camino o nos sirven de apoyo para poder desarrollar nuestras ideas?

Y aquí es donde cobra toda su intensidad mi versión scrapera de la rima de Bécquer. Porque, si, querida/o amiga/o scrapera/o...


EL SCRAP ERES TÚ

No es ni tendencias, ni marcas, ni materiales. 
El scrap eres tú. 
Tus GANAS, tu INTERÈS, tu INSPIRACIÓN, tu IMAGINACIÓN, tus IDAS DE OLLA, tus LOGROS, tus ERRORES, tus ÉXITOS y tus FRACASOS CREATIVOS.



Leo y releo lo que he escrito. Me analizo a mí misma, desde dentro y desde fuera. Me doy cuenta que me cuesta materializar en palabras algunas reflexiones y sensaciones. Pero me reafirmo en que hacer scrap es la materialización de ideas y no la utilización de materiales (aunque evidentemente los necesitemos). Y me viene a la mente un refrán: Que los árboles no te impidan ver el bosque. Y no puedo dejar de hacer la adaptación scrapera del mismo, que viene a servir de conclusión a todas mis divagaciones: 

Que los materiales no te impidan hacer scrap.