domingo, 8 de mayo de 2016

Taller de Carvado de Sellos con Sami Garra

El viernes retomé uno de mis temas pendientes, el carvado de sellos.

Hace dos años hice un taller on-line con Siete Pinceles y estaba emocionadísima. Creía que me iba a comer el mundo y ser una carvadora de la leche en un plis plas. Pero la realidad es que yo no carvo, yo.... "ex-carvo". Es meter la gubia en la goma, y parece que en vez de hacer un dibujo voy a buscar un tesoro.

El taller on-line de Siete Pinceles fue una experiencia muy rica, y para introducirme en el mundo del carvado, obtener info de los materiales y dar mis primeros pasos, estuvo genial. Totalmente recomendable como punto de partida. Otras participantes hicieron verdaderas maravillas; y yo observaba con envidia sus creaciones.Y no era envidia de la buena, de eso nada, era... envidia cochina... por qué ellas si y yo no?... Lagrimas imaginarias de desconsuelo rodaban por mi rostro.

Y es que yo me quedé básicamente en las formas más geométricas y en el momento "patrones". Que no está mal, oiga, que da mucho juego, pero... es que yo soy de las que necesita ir siempre un poco más allá.

Así que desde hacía tiempo buscaba la oportunidad de hacer un taller presencial. Verlo en directo, que la experta me viese, analizar mis fallos con alguien que controle del tema.

Después de varios intentos fallidos para poder asistir a un taller presencial, la oportunidad llegó este fin de semana en la Feria de Creativos With Love que se ha celebrado en Coruña. Y es que A Tendiña do Scrap organizó un taller de iniciación al carvado de sellos con Sami Garra.

Tres horitas para volver a engancharme de nuevo, pero sobre todo poder preguntar y ver en vivo y en directo algunas técnicas básicas clave para el manejo de las gubias.

El kit del taller muy completo, con todo lo que hace falta para empezar.


La primera parte del taller fue más teórica, pero súper necesaria. Un montón de datos, información y explicaciones sobre materiales y cuestiones clave para iniciarse en el carvado.



Ver los sellos de Sami... una pasada. Nos trajo un montón de ellos para poder verlos, tocarlos, estamparlos. Yo me enamoré perdidamente de los de motivos marinos.


Y después de la teoría, llegó la práctica. Dos horas de carvado con el apoyo de la profe. Para aprender a manejar la gubia, plantear dudas, asimilar cuestiones clave... Sami muy pendiente de todas en todo momento. Atendiendo a todas y cada una de las participantes de forma personalizada.



Y aquí tenéis mis creaciones. 


Un poco de seguir los motivos que nos propuso Sami, y un poco de ir por libre. 

Quizás algunas personas que ya carvan, no vean en mis resultados nada especial, pero para mi ha sido todo un soplo de aire fresco en esto del carvado. He refrescado y aprendido muchas cositas que sé que me van a ayudar a mejorar.

De mi paso por el taller, y de mis conversaciones con Sami Garra, saco algunas reflexiones y conclusiones.

- Soy una ansiosa (y una cabezona). Me gusta ver los resultados de forma rápida. En el scrap, al manejar distintos materiales, formas, procesos, me siento en mi salsa, porque los resultados se suceden por pequeñas fases, y veo el proceso y el avance de forma clara y meridiana. Pero el carvado de sellos puede llegar a ser un proceso lento, muy lento. En tus manos un trozo de goma y una gubia, nada más. La atención y la precisión son fundamentales, y según cómo, un pequeño fallo hace que todo tu trabajo se vaya al traste.

- De ahí otra de mis reflexiones. Para carvar hace falta tiempo y tranquilidad. Y también espacio y comodidad. He llegado a hacer scrap sentada en el suelo o apoyada en una repisa, incluso en la bandejilla del asiento de un tren. Pero para carvar necesito de un espacio y entorno tranquilo. Y de tiempo para poder seguir el proceso, pasito a pasito.

- Espacio y tiempo no valen de nada sin una adecuada iluminación, y preferentemente luz natural a raudales. En donde realizamos el taller la luz entraba a saco y el trabajo se lleva de otra forma. Esto también es un handicap para mi. La mayoría de las veces mi tiempo disponible se hace real cuando cae la noche. Seguiré aprovechando mis tiempos nocturnos para carvar, pero voy a tener que buscar tiempos a la luz del día para poder hacerlo mejor.

- Otra cuestión a la que ya llevaba tiempo dándole vueltas es que si sabes dibujar, es probable que tengas más "capacidades" para el carvado. Yo soy negada en el dibujo. Para hacer formas básicas o dibujos para niños me defiendo, pero como disciplina artística, cero pelotero. Es más, no es algo que me guste o sobre lo que tenga necesidad de profundizar. Si hasta para copiar el dibujo con el papel vegetal me salgo de las líneas...  Pero si eres una persona que dibuja, que domina los trazos, las formas, las curvas, los detalles... el carvado será una experiencia mucho más gratificante y fructífera. Y podrás crear tus propios sellos a partir de tus ideas y no limitarte a "copiar" imágenes.

- Y sobre todo... practicar, practicar y practicar.

Me encantaría tener a una experta en todo momento a mi lado, para que me guiase. Como una niña, necesito acompañamiento constante. Estaba pensando hasta en buscar clases particulares, ja,ja. Pero vamos a intentarlo ¿no? Ya os iré contando mis... avances?




1 comentario:

  1. Me siento identificada al 100% contigo en esto del carvado: no sé dibujar, y aunque cuento con las gubias desde que empecé en el scrapbok ni las he usado, porque me veo incapaz de hacerlo, pero desde luego en algún momento me pondré a ello, así que estaré pendiente de tus avances para ver si me animo a dar el paso. De todos modos, tu me aventajas en el scrap con creces.
    Un besazo.

    ResponderEliminar

¿Te apetece comentar algo? Adelante, todas vuestras palabras son bienvenidas. Gracias.