sábado, 10 de octubre de 2015

Preparando Halloween con los más peques de la casa (I): Arañas

Una de las fechas preferidas de mi hija en Halloween. Y cuando se va acercando la fecha ya empieza a revolotear a mi alrededor preguntando si vamos ha hacer alguna cosita.

Este año toca otra fiesta y, aprovechando que quiere hacer cositas, vamos a ir preparando la decoración.

La idea es hacer el menor gasto posible, pero con resultados rechulos. Y así hemos empezado por las ARAÑAS.

La idea me vino rebuscando en un bazar chino que hay cerca de mi casa. Tienen un apartado de manualidades, no hay gran variedad, pero de cuando en vez, aparecen cosas interesantes. Y entre otros materiales esta vez me fijé en los pompones de colores y varitas limpiapipas de esas que se usan para manualidades. Las arañas se dibujaron en mi cabeza, cuando como en un flah, vinieron a mi mente algunas de las cositas que había pineado en mi Tablero de Halloween de Pinterest hechas con varitas limpiapipas.

Me hace mucha gracia ver las varitas, porque me acuerdo de cuando yo era pequeña, que mi padre fumaba en pipa, y le cogía alguna varita para hacer formas y jugar. Eran más cortas y de otro material más "compacto", pero verlas ahora en su adaptación como material de manualidades me trae buenos recuerdos.

Pero a lo que estamos, que hoy hemos hecho unas arañas. Y aprovechando la tarea, he preparado un pequeño tutorial. Una actividad 3B para hacer con niños: buena, bonita y barata.

Importante: Celia tiene 5 años y, en este caso, más que ayudarla yo a ella, me ha ayudado ella a mi, pero ha disfrutado de lo lindo. Cuanto más mayor sea el niño o la niña, podrá hacer la actividad con mayor autonomía.

¿Vamos?


Como veis, además de pompones y varitas limpiapipas, necesitaremos tijeras, silicona líquida y ojitos móviles. Si no los tenemos, los podemos hacer de cartulina.

El pompón será el cuerpo, y con dos varitas haremos las patitas de la araña. Cada varita la cortamos por la mitad, y doblamos cada una de las mitades. De ahí saldrán dos patitas.



Con la ayuda de la tijera ahuecaremos el cuerdo de la araña por un lado, pondremos silicona líquida en la parte donde hemos doblado las varitas y las meteremos por el lado ahuecado. Las dos bien juntitas, y cuanto más podamos introducirlas mejor, más agarre, pero ojo, que si nos pasamos podemos salirnos por el otro lado.

Y repetimos la operación por el lado contrario.

Con la misma silicona liquida pegamos los ojos, dejamos un tiempo prudencial para que seque la silicona, y entonces, como las varitas tienen un alambre por dentro, podemos dar la forma que queramos a las patas de la araña.







Y ya veis, una familia de arañas que ahora mismo están "escondidas" por los distintos rincones de mi casa.

Pronto os enseñaremos más cositas, porque tenemos un montón de ideas por hacer. Celia pide por su boquita y yo pienso, investigo y decido como lo hacemos, y todo muy low cost. Así que si tenéis peques y os apetece pasar un rato divertido con ellos, estad atentas y atentos.



1 comentario:

  1. Qué gran idea!! Seguro que a mi peque, que va a cumplir 5 años en breve, también le gustará hacer esas arañitas tan simpáticas, rebuscaré en los chinos de alrededor a ver si encuentro esas limpiapipas que no había visto en mi vida, jijijiji.
    Un beso para las dos artistas!

    ResponderEliminar

¿Te apetece comentar algo? Adelante, todas vuestras palabras son bienvenidas. Gracias.