martes, 4 de agosto de 2015

Ya os dije que aún quedaban más...

Soy la loca de las letras. Llamadme pesada si queréis, lo entiendo.

Aquí va otra ronda. Que si, que os las podía haber enseñado en el post anterior, pero aún no las había entregado, y no creí que los astros se fuesen a alinear para entragarlas todas tan pronto. Pero, así, sin darnos casi cuenta, se organizó una quedada de tarde en el parque y Celia pudo entregar estas letras a tres de sus compis. Y es que no pudimos ir al triple cumpleaños porque no estábamos disponibles el día que se celebró. Pero bajo ningún concepto, Carla, Nur y Darío, se iban a quedar sin sus letras.

Y así, entre columpios, bicis, espadas y escudos, muñecos y el perrito Boris, cada uno de ellos recibió su regalo.





Ya os aviso, que en lo que queda de año, hay al menos 4 por hacer/entregar, pero no os preocupéis, que no será mañana.




1 comentario:

  1. Unas letras preciosas, yo también tengo la fiebre de las letras.... y es que es un regalo perfecto para todas las edades
    besotes

    ResponderEliminar

¿Te apetece comentar algo? Adelante, todas vuestras palabras son bienvenidas. Gracias.