domingo, 4 de enero de 2015

¡¡¡¡Feliz 2015!!!!

Pues ya estamos aquí. Un nuevo año por delante lleno de ilusiones y posibilidades.

Los últimos días del año han sido muy intensos.

Nos fuimos a Zaragoza a pasar unos días en casa de mi hermano y de mi cuñada y amiga Marta.

Estas fiestas han sido distintas, pues las comparten con un pequeño muy especial, un niño llamado Sasha. Un cielo, un sol... cuatro días con él y ya lo quiero como si lo conociésemos de toda la vida.

Sasha tiene 8 años y es de Ucrania, y ha venido a España en un programa de acogida. Mi hermano y Marta nos animaron a ir a pasar el fin de año con ellos y así Sasha compartíría unos días con sus "primos de acogida". Y todos lo hemos pasado genial.


No voy a entrar a explicar la realidad de Sasha, pero si quiero decir que mi hermano y Marta me parecen unos valientes. Y que Sasha aún lo es más.

Recibir en tu casa a un niño que no conoces, con toda la incertidumbre que ello conlleva. Acogerlo como si fuese tu hijo. Darle tanto amor y cariño. Y él, el pequeño, llegar a un lugar desconocido, con un idioma que no conoce, unas costumbres en muchos casos extrañas. Y esa capacidad de adaptación, esa actitud positiva por agradar y ayudar... Me quito el sombrero.

Una de las cosas que creo que más le ha costado a Sasha es seguir el ritmo de los festejos navideños. Celebración tras celebración. Mucha vida en la calle. Mucha gente a la que ver. A veces se le veía un poquito saturado.

Marta me pidió que un día les hiciese un tallercito scrapero para compartir un ratillo creativo con los peques. Y allí que me llevé unas cuantas cositas. Mis hijos disfrutan mucho cuando hacemos "actividades". Y Sasha también se lo pasó en grande.


Así que le he dejado un mini kit scrapero para que pueda seguir haciendo cositas por su cuenta.

Y por supuesto, le hice un álbum especial. Para que en este mes que le queda de estar con mi hermano y Marta, lo completen con las fotos de sus mejores momentos en Zaragoza. No lo he querido decorar mucho, que sean ellos tres los que les den la personalidad que se merece este álbum.




La noche de fin de año disfrutamos de lo lindo. Deliciosa cena, las uvas, el cotillón, bailando, saltando, corriendo... Y aunque nos fuimos relativamente pronto a dormir, la noche fue todo un éxito.

Preparamos la mesa con mucho cariño, dándole un toquecito especial que tanto nos gusta a Marta y a mi.




Y lo mismo con las uvas.



Y la cena... exquisita. Todos colaboramos de alguna manera. Unos entrantes maravillosos... con salmón, quesos delicatesen para untar (madre mía que ricos), un coctail de langostinos... Y la madre de Marta trajo un pollo relleno... madre del amor hermoso, que placer para el paladar. Casi no podemos con el postre. Una de mis especialidades... mousse de chocolate casera. 


Y no podían faltar los bombonnes que trajo Sasha desde Ucrania. Que emocionado los repartía, uno por uno. 

Tuvimos que hacer verdaderos esfuerzos para meterlos en la boca. Pero solo por ver su cara de ilusión, mereció la pena estar al borde del reventón. No recibimos el año nuevo rodando por los suelos de milagro. 

¿Y vosotras/os? ¿Cómo habéis despedido/recibido el año? Espero que haya sido un momento especial con familia y amigos. 

Por mi parte, en esta primera entrada del año, de corazón... 
os deseo todo lo mejor.


Millones de abrazos.





12 comentarios:

  1. Guauuu Pilar me encanta todo todito tooooo.... Feliz Año preciosa

    ResponderEliminar
  2. Preciosa historia, precioso ejemplo y precioso scrapeo

    ResponderEliminar
  3. Que bonito, se ve k os lo pasasteis muy bien. Por cierto ya pasarás la receta del mousse que tiene muy buena pinta

    ResponderEliminar
  4. Pilarín, que bonito, desde luego mereció la pena el viajecito hasta Zaragoza, un abrazote

    ResponderEliminar
  5. Seguro que habéis dejado en Sasha el mejor de los recuerdos. Un álbum que tendrá consigo como un tesoro. Admiro sinceramente, como bien señalas, tanto a tu hermano y tu cuñada como al niño. ¡Muy feliz 2015! A mí es que estas cosas me conmueven... Gracias por contarlo. Un besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son experiencias únicas. Gracias a ti por pasarte.

      Eliminar
  6. Me has echo emocionarme con todo lo que ha pasado Sasha y lo bien que lo habeis pasado todos juntos. La mesa y las uvas preciosas, pero lo mejor ese album con las fotos de estos días que Sasha se llevará como un tesoro a Ucrania.
    Un besito.

    ResponderEliminar

¿Te apetece comentar algo? Adelante, todas vuestras palabras son bienvenidas. Gracias.