martes, 29 de julio de 2014

Organización Carpetas Embossing

Desde hace un tiempo, es mi intención intentar organizar todo mi material de forma que lo tenga accesible y, de esa manera, poder aprovecharlo al máximo.

Y es que hay materiales que no uso mucho, por la simple razón de que están escondidos en cajas o en cajones. Y cuando me acuerdo de ellos, muchas veces ya es demadiado tarde.

Este es el caso de las carpetas de embossing para la big shot.


He visto varias propuestas y opciones muy chulas para guardarlas y archivarlas, así que entre unas y otras, decidí hacer mi propio organizador, aprovechando materiales que ya tenía. Porque además de organizar las carpetas, otro objetivo importante era que no me costase un céntimo.

Y éste es el resultado: un archivador de anillas hecho desde cero.





Os cuento como lo he hecho:

Materiales:

- Cartulinas de 30x30 para hacer las hojas archivadoras
- Restos de cartulina negra
- Cartón contracolado para las tapas
- Restos de papeles para decoración de las tapas y letras adhesivas
- 2 anillas grandes
- Cinta textil
- Regla, cuter, tijeras, cinta de doble cara y taladro de dos agujeros de oficina.
- Cartulina blanca para hacer una muestra de cada carpeta y tintas distress para resaltar

Cortamos una cartulina de 30x30 exactamente por la mitad. De cada cartulina nos saldrán 2 hojas archivadoras.

Doblamos por la mitad y pegamos por el extremo opuesto a la doblez con cinta de doble cara.

Cortamos tiras de cartulina de otro color, de al menos 3 cm de ancho y de largo de la medida del lado que hemos pegado con cinta de doble cara. Mejor que sobre que no que falte.

Doblamos por la mitad a lo largo. Ponemos cinta de doble cara a cada lado y pegamos. De esta forma reforzamos el lugar donde vamos a hacer los agujeros para las anillas.

 Si sobra tira de cartulina a uno o a ambos lados, cortamos.
Con el taladro, centramos y hacemos los agujeros en la parte donde hemos añadido la tira de cartulina.

Haremos tantas hojas archivadoras como carpetas de embossing tengamos.

Para archivar cada carpeta en cada hoja, haremos primero una muestra entintada y la pegaremos a un lado. Será nuestra referencia para tener bien visibles nuetros motivos y modelos.

Y meteremos uno de los lados de la carpeta en el hueco creado por la doblez de la cartulina.

Así tenemos por un lado la vista de la muestra embosada y por el otro, la carpeta.
Haremos las tapas con cartón o cartulina de una medida un poco más grande que las hojas archivadoras. Haremos los agujeros en las tapas (en mi caso el cartón era muy gordito y los tuve que hacer con la crop-a-dile).

Las decoramos como más nos apetezca, le ponemos cinta textil o goma para poder cerrar el archivador y..., listo.



¿Qué os parece?

Os dejo algunas de mis fuentes de inspiración. Seguro que entre todas hay alguna que os hace tilín.

> Esta es la propuesta de Claudia, una colega scrapera y casi vecina.
Me pareció muy interesante, pero en mi caso implicaba tener que hacer gasto, así que no me decidí por su opción, pero me gustó mucho.



No dejéis de visitar su blog: Mundo@Party, poque tiene unas cositas muy interesantes.

> Otra opción es la que propone Elena Roche de Pega papel o tijeras. De Elena que os voy a decir, siempre tiene unas ideas geniales. Pero volvemos a lo mismo, me gustaba, pero implicaba hacer gasto.



¿Cómo? ¿Nunca habías visto el blog y los videos de Elena Roche? No me lo creo. No sabes lo que te estás perdiendo.

> Otro video que me vi es el de Aida, o cómo yo la conozco: Fimiki, porque ese es el nombre de su blog y de su canal de you tube



Interesante y sencillo, y más con la cantidad de carpetas que tiene. Pero yo necesitaba identificarlos a golpe de vista.

> Así que la inspiración definitiva vino de Inma ( My Crazy Little Things ), una compañera del Grupo Ideas para Craft Room. Con una propuesta perfecta, hecha a manita, con cariño, y que me venía genial, pues disponía de los materiales necesarios.

Inma ( My Crazy Little Things )

Yo he hecho una variante de su idea, pues como veis en la imágen,  ella embosó directamente unos bolsillos de cartulina dentro de los cuales guardó cada carpeta.

¿No sabías como guadar tus carpetas de embossing? 
Pues ya no hay excusas. 
Elige la que más te guste o crea la tuya propia.



10 comentarios:

  1. Guauuu, qué chulada de invento nos traes hoy!! una idea genial!!. Encima es que te ha quedado super bonito, qué artista.

    ResponderEliminar
  2. oh! qué buena idea!!! Justo andaba buscando una manera de organizar mis troqueles para la big :) muchas gracias por la idea! además te ha quedado precioso! un besis!

    ResponderEliminar
  3. Te ha quedado genial!! Yo empecé hace tiempo con esta idea, pero creo que solo hice dos carpetas, jajaja. Deberia terminarla porque es una idea genial.
    Un besito

    ResponderEliminar
  4. Pues sí es una idea genial, estoy pensando en un regalo que me han hecho recientemente a ver si lo puedo reutilizar, si no me hago uno!!!!

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado la idea! Te la copio, espero me salga la mitad de bonita! Felicidades.

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantado la idea, jajaja.. mañana mismo me pongo manos a la obra.
    Gracias por las indicaciones. Está genial, y más sencillo imposible.

    ResponderEliminar
  7. Está chulisimo...te lo copieteooooo....besitos

    ResponderEliminar
  8. Me encanta la idea Pilar!!! En cuanto tenga un hueco te la copio.... Jejeje Muchas gracias por el tuto!!! Un besiño enoooooorme

    ResponderEliminar
  9. Una idea fantástica, junto con compartir las fuentes de inspiración, así podemos variar e introducir mas opciones.
    Te ha quedado genial, felicidades.

    ResponderEliminar

Me encantan las visitas. Muchas gracias por pasaros a verme y por vuestros comentarios.