sábado, 31 de mayo de 2014

Cómo scrapear y no perder la cabeza en el intento: Episodio 2


Después de lanzarme de cabeza con el Episodio 1, llega a sus pantalla la nueva entrega de… ¡¡¿¿ Cómo scrapear y no perder la cabeza en el intento ??!!

(Quiero agradecer con todo mi corazón la acogida y comentarios del Episodio 1
Me habéis dado alas. Espero estar a la altura de vuestras expectativas, ja,ja).

Todo empezó cuando sentí la necesidad de materializar algunos puntos de vista y reflexiones en torno al maravilloso arte de hacer scrapbooking, a partir de mis vivencias propias y de mis relaciones con otras compañeras y compañeros scraperos.

Y es que cuando el scrap entra en tu vida, entras en un fantástico mundo de luz y color, pero también podemos caer en un abismo de perdición.

En el Episodio 1 hablamos del Síndrome de Diógenes Scrapero (SDS) y el Trastorno por acumulación Scrapera (TAS). Y es que… no podemos negarlo, en cierta medida nos movemos en el peligroso terreno de las adicciones. Adicciones múltiples, porque una vez que te has enganchado al scrap… una cosa lleva a la otra… y…

  • Uau!!! Como me mola el Scrap!!!
  • Anda!!! Si internet está lleno de tutoriales!!!
  • Oleee!!!! Que grupos más estupendos de scrap hay en Facebook!!! 
  • Y hacen intercambios!!!
  • Mira!!! Que blog más molones!!!
  • Y puedo ir a talleres!!! Presenciales y on-line!!! No me voy a perder ni uno!!!
  • Alaaaa!!!! Cuantos materiales chulos!!! Los quiero todos!!!
  • Tomaaa!!! Será por tiendas??? Si puedo encontrar de todo!!!
  • Y ahora dónde meto todo esto??? Necesito una scraproom yaaa!!!
  • Y si me hago una fan page de facebook??? O un blog??? Las dos cosas??? Si, será lo mejor.


¿Y los daños colaterales? ¿Pensamos alguna vez en ellos? ¿En nuestra familia? ¿En nuestros amigos? ¿En nuestro presupuesto?

“ - Mamá ¿Cuándo vamos a cenar? 
   -  Ahora, en un ratín… (Dónde narices habré metido el teléfono del restaurante chino)"

“ - Cariño… ¿este cargo a la tarjata de chorrocientos euros…? 
   - Ay amor, nada, unas cositas que necesitaba… era el día sin iva y no podía dejar pasar la oportunidad… Por cierto, estaba pensando en hacerte esas croquetitas que tanto te gustan…”


“- ¿Cómo van los exámenes? 
  - Examenes??? Qué exámenes???”

“(En el trabajo)
 - Qué mala cara tienes… ¿has dormido mal otra vez? 
 - Uy, si, fatal… 
 -  Pues ya llevas varios días así… ¿no has pensando en ir al médico?”

“- Mamí ¿me compras una peonza? 
   - No, no y no, ya tienes 2 y el cuarto lleno de juguetes ¿para que necesitas más? 
  -  Mamá (tono y cara de esta tía está como una chota), tú tienes tu cuarto lleno de papeles y nadie te dice nada…”

"- Acuérdate que mañana es la fiesta sorpresa para Pepita y que habías quedado en hacer las tortillas… 
 - Eeehhh, siiii, claro…, estoooo, que estaba yo pensando…  el arroz tres delicias también os gusta ¿verdad?”
 
Así que lo prometido es deuda. 
En el Episodio 1 os dije que íbamos a tratar 
posibles soluciones a nuestra locura scrapera.
Allá vamos, porque…



No se trata de dejar de disfrutar de nuestros tiempos de scrap, ya sea creando, organizando, viendo turoriales, participando en grupos de facebook, haciendo intercambios, publicando en nuestras fan page o blogs, e incluso comprando… pero todo, en su justa medida y armonía con el resto de nuestra vida. 

Aquí os dejo algunas ideas que estoy intentando poner en práctica (algunas con bastante éxito, por cierto. Besitos para mi, je,je). 

La cuestión, como en todo, es estar convencidos de que queremos hacerlo.


Si nos centramos en proyectos concretos y no en ideas peregrinas, nuestras compras tendrán sentido y no acumularemos materiales… Que si, que son ideales, pero nunca acabamos de usar.

Ordenar nuestras ideas y nuestros proyectos también nos ayudará a planificar nuestros tiempos, y si es necesario a posponer o retrasar algunos de ellos.

Seamos realistas, los días sólo tienen 24 horas, y la mayoría de los mortales tenemos por delante muchas responsabilidades antes de ponernos a scrapear (y a gastar).


A la hora de comprar:

Podemos hacer una lista de proyectos inmediatos o a corto plazo y analizar los materiales que vamos a necesitar.


A continuación revisamos los materiales que ya tenemos y vemos si los podemos aprovechar para esos proyectos.  Podemos llegara  a sorprendernos, e incluso podemos encontrar alternativas con las que no habíamos contado.

Una vez tengamos la lista de lo que necesitamos comprar, es importante analizar el gasto que va a suponer. Y en cierta medida ver incluso como podemos reducirlo en función a materiales, marcas, tiendas, etc.

Sea como sea, debemos reducir los “lugares” de compra. Evidentemente a veces es difícil encontrarlo todo en un mismo sitio, pero a veces merece la pena el esfuerzo de ver, comparar, analizar y buscar la mejor de las opciones posibles.

Tienda física Vs Tienda on-line: 

No todas las personas tienen la oportunidad de tener una tienda física cerca. En incluso teniéndola, hay veces que sentimos la necesidad de recurrir a las tiendas on-line, porque en la física no tienen lo que necesitamos. 

Una de las cosas que atormenta a una mente scrapera, cuando compra on-line, son los gastos de envío. Cierto es que hay grandes diferencias entre unas tiendas y otras. Y que parece que tenemos la obligación de hacer pedido hasta superar el umbral de los gastos de envío gratis. 

Os propongo un ejercicio: cuando hagáis compra on-line y sintáis el impuslso de completar el pedido hasta los gastos de envío gratis, haced un cálculo del gasto que supone a mayores esos materiales no previstos respecto a los gastos de envío ¿merece la pena?

Volviendo a las tiendas físicas… el dinero en el bolsillo, no en la tarjeta. Vayamos con un presupuesto cerrado. No nos gastemos más de lo que teníamos previsto. Y la única solución efectiva es dejar en casa la tarjeta. 

Y siempre, siempre, pensando en nuestros proyectos inmediatos y a corto plazo. Tanto si es compra física como on.line, evitemos estas situaciones (aplicables a cualquier material):


“ Oooohhhh!!! Qué colección más monaaaaaa, no se muy bien que haré con ella pero me encataaaaa” NO  LA COMPRES!!

“ Y estos sellos??? Ahora que los he visto no puedo vivir sin ellos!!!”  SI PUEDES!!

“ Aaaahhhh!!!! Han llegado stencils nuevos!!! Qué maravilla!!!” VADE RETRO!! piensa en los que aún no has estrenado o que sólo has utilizado una vez.

 
Pero si lo haces, luego no te lamentes.

¿Y las compras colectivas?

Lo que en principio parece algo inofensivo, incluso beneficioso para tu economía, puede convertirse en la mayor de tus perdiciones.

Tú y tus compinches de compras colectivas podéis caer en una espiral autodestructiva de la que es difícil salir. Sólo podrás hacerlo con tu fuerza de voluntad. No tengas miedo de abandonarlos en su camino de perdición. Tu economía y salud mental te lo agradecerán.

Organizando los materiales:

Hablando de todas estas cosas, una gran amiga scrapera me eneñó una cosa muy interesante: los inventarios de materiales.

Durante unos segundos hasta nos reimos – bah, que tontería, si tampoco tengo tanto – pero… ¿Por qué no?

Y es que tener anotado, sino todos, algunos de nuestros materiales, de forma que los podamos revisar de forma rápida, nos puede ayudar mucho a la hora de encauzar nuestros proyectos, preparar de forma coherente nuestras compras y darnos cuenta de lo que tenemos y no utilizamos.


Así que… ¿por qué no nos scrapeamos un cuaderno inventario? Con separadores… y así tener a golpe de página nuestros sellos, tintas, washis, troqueles, stencils… incluso registrar las dintintas colecciones de papeles que usamos… Vale, no lo podremos inventariar todo, lo sé, pero una buena parte sí. Yo estoy en ello, ya os lo enseñaré.

Y haciendo inventario descubres que hay cosas que hace tiempo que no utilizas… ¿Cuántas veces hemos escuchado eso de…? Si no lo has utilizado en tanto tiempo, no lo vas a utilizar nunca… Generalmente asociado a la moda, ropa, calzado, complementos… ¿Y por qué no lo aplicamos al scrap?

Vale, no lo utilizo ¿pero qué hago? Tenemos varias opciones:
  • Regalarlo
  • Venderlo de segunda mano  
  • Sortearlo

¿Se os ocurre alguna más? Yo tengo otra, pero va muy asociada a mi vida de madre. Y es que a mis hijos también les gusta eso de tejemanejar con tijeras, pegamentos, pinturas… y hay algunas cosas que van directamente a su caja de actividades: restos de papeles, de alfabetos, stickers, troquelados, decoraciones… en fin, todo lo que veo que les pueda ser útil y que no sea peligroso para ellos.
____________________________________

Bueno, amigas y amigos, hasta aquí hemos llegado. Espero que os haya gustado y os haya sido de utilidad este nuevo episodio. Ya estoy pensando en el siguiente… me rondan en la cabeza algunas cosillas.

Pero mientras tanto, sigamos disfrutando de nuestra locura scrapera, pero (como diríamos por estas tierras desde las que os escribo) con sentidiño. Nuestra mente nuestra alma, nuestro cuerpo… nuestra familia y amigos… y sobre todo, nuestra economía… nos lo agradecerán.



20 comentarios:

  1. Me encanta! Y me siento afortunada de no perder la cabeza. Siento que analizo demasiado las cosas como para caer en las compras compulsivas, lo que no quiere decir que no tenga en casa cosas que compré en su momento y no utilizo, pero tampoco pensando en que no lo voy a utilizar XDDD

    Digamos que cuando veo algo, pienso que es muy bonito y que puedo hacer tal o cual cosa, pero mi mente es fragil y me olvido de las cosas, por eso ahora las anoto y así puedo recordar que es lo que quería hacer con según que material.

    Por ejemplo, hace más de un mes que le compré a Cris unas plantillas de Azza, preciosas! y recién ahora pude hacer un LO con ellas, como lo tenía en mi lista de pendientes, no pasaron al olvido.

    Y también me he puesto "tacaña" con las compras, tengo de todo, como dices tú, no necesito más y ahora soy capaz de crear atc con recortes de papeles de otros proyectos y quedan divinos de la muerte. Solo que ese estilo de trabajo hace trabajar más la cabeza y la creatividad =)

    En fin, que me enrollo como una persiana. Excelente entrada y ya estoy ansiosa de ver la siguiente =D

    ResponderEliminar
  2. Cuidado con las hojas de inventario! las hay que son como los albumes de los cromos. EStán pensadas para ser rellenadas (=seguir comprando) cuando termines tu inventario, pásate una tarde buscando en ti cómo debe ser tu inventario, y no mirando cuántos huecos faltan para tener toda la gama de tintas distress, o qué pocos troqueladoras tienes! añade páginas con el material de tus amigas y que puedes compartir o pedir prestado,... recuerda que algunas con el inventario, lo llevan como los casposos con la cartera, llena de billetas de cincuenta que no usan, son para enseñar,... seguro que me entiendes,...

    ResponderEliminar
  3. Pilar... chapó.... no podrias haberlo explicado mejor... me siento tan identificada jajjajajjajjaj

    ResponderEliminar
  4. Por Dios, por Dios... si parece que estabas hablando de miiii!!! Pero bueno afortunadamente ya me voy controlando.Mejor no lo podias haber explicado. Me he reido mucho.

    ResponderEliminar
  5. Yo ahora me estoy controlando por el tema economía (no queda otra), pero cuando he podido (sobre todo al principio de conocer el scrap hace 4 años...que parece que si no tienes ninguna máquina no puedes hacer nada) he hecho verdaderas compras locas compulsivas!!!. Lo admitooooo!!!jajajaja
    Y luego miras y te das cuenta de que tienes material a porrillo!!!!!. De hecho ahora que estoy en "modo ahorro" estoy tirando de papeles y cosas que tengo desde hace 4 añosssssssssssssss!!!

    Sobre las tiendas online, yo me acostumbré a ellas porque antes era o eso o ir a Barcelona a cada rato (que también iba porque iba a talleres...en fin, una locura).
    Como en todo, comprar con cabeza y si no queda más remedio...la tarjeta de crédito a cal y canto en casa escondida!!!jajajaja

    Besos!!!

    Charo

    ResponderEliminar
  6. Cuantas verdades todas juntas, yo aun estoy en la fase de comprar porque que bonito es, aunque me voy controlando muy mucho. Lo del inventario me parece muy buena idea porque a veces buscando otras cosas, encuentro material que ni me acordaba que tenía, asi que me lo apunto para cuando tenga tiempo.
    Un besito y gracias por alegrarnos la vida con estos post.

    ResponderEliminar
  7. Cuenta razón!. Me ha encantado tu post y me he reído mucho! Gx

    ResponderEliminar
  8. Me parece genial q hagas estos post, porque en parte las seguidoras de estupjndos blogs como el tuyo, tendemos a querer comprar todo lo q vemos en vuestros post, y leer estas cosas nos ayudan a poner los pies en el suelo. Como no ando en buen momento económico, voy anotando en una listas las futuras compras, divididas en necesarias y caprichos y cuando tengo varios necesarios, miro en las seis o siete tiendas on línea dd compro habitualmente y miro en cual sale la compra total, con gastos incluidos, y miro si en esa tienda alguno de los caprichos esta bien de precio y m lo puedo permitir. De momento m va bien así y mis gastos no se disparan.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta!!!!! comparto todo lo que nos cuentas en tu primera y segunda parte. Me apunto a lo del inventario!!!!
    Espero la tercera entrega!!!!

    ResponderEliminar
  10. Muy cierto todo lo que comentas! La verdad que cuando ves todas estos materiales no más de verlo los quieres. Un ejemplo muy claro fue mi encuadernadora la compre con unas ganas locas! Y esto fue en febrero a la altura que estamos ni la use! Stop y vigilemos nuestras ansias consumistas! Besitos

    ResponderEliminar
  11. je je je, que razón tienes, yo estoy moderandome también y hay que luchar mucho mucho contra los antojos

    ResponderEliminar
  12. Si tengo que hacer inventario, prefiero perder la cabeza en el intento!!jejejeje, esperando la 3ª entrega! un beso Pilar! :)

    ResponderEliminar
  13. Me ha encantado! Hace poco me ha dado por los sellos, en Londres fui a una tienda de sellos, en Barcelona pasé por una tienda y cogí unos cuantos, y de paso en la Feria Creativa. Y luego me da pereza usarlos!

    Pero bueno, ahora y a tengo claro, que de momento me apaño con los que tengo. Hace un tiempo me dio por las cintas washi y masking tape, son preciosas, pero puedes entras en una espiral sin fin.

    En lo que soy muy tacaña es en papeles y utensilios. Papeles, cojo alguno que veo preciosísimo pero así y todo, acabo usando recortes de revistas, bolsas o catálogos publicitarios. Me da pena usar algunos de bonitos que son. Tengo que encontrar un proyecto fantástico para sacrificarlos.

    En herramientas, intento no caer, no compré cizalla hasta que lleva un par de años haciendo cosas, porque con el cúter me apañaba y quería ver si realmente la necesitaba. Y la verdad es que és muy útil, pero no quiero caer en Big Shot o encuadernadoras si no me dedico profesionalmente a esto.

    Muy buenos consejos, me gusta mucho segir tu blog. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Eres la caña!!! creo que todas hemos pasado por todas esas situaciones que comentas!!!

    me encantan estos episodios!!!

    Graciasss!!! Besitosss!!!

    ResponderEliminar
  15. Q bueno....me siento totalmente identificada.....seguire leyendo tus capítulos

    ResponderEliminar
  16. Ja,ja Pilar, es tan fácil decirlo, lo difícil es hacerlo.... pero se intentará, pero es que todo es tan mono. Muacs

    ResponderEliminar
  17. Pilar, gracias por otro capítulo, estoy tan enganchada como inexplicablemente me enganché de cierta trilogía, jejeje

    ResponderEliminar
  18. Yo antes cuando sacabamos el tema de mi material, El, que esta restaurando un escarabajo y ha gastado bastante siempre, salia perdiendo de quien gastaba mas. Ahora, desde que llegó el scrap estoy calladita como una rata, jajjajaja

    ResponderEliminar

¿Te apetece comentar algo? Adelante, todas vuestras palabras son bienvenidas. Gracias.