martes, 30 de julio de 2013

Bote de bombones

Todos los veranos coincido con una de mis primas en la fecha de su cumpleaños y, como todos los veranos, siempre tengo un detallito con ella, y casi siempre se trata de algo decorativo.

Esta vez he optado por decorarle un bote de tamaño grande que encontré por casualidad en la famosa tienda sueca que todos y todas conocemos. Sólo verlo me llegó la inspiración. 

Y como no es plan entregar un bote vacío, había que rellenarlo de algo lindo. En principio había pensado en algún tipo de flor seca o unas velas, pero también por casualidad me encontré con unos estupendos bombones en forma de cupcake. Los bombones venían en una cajita, pero los envolví en papel celofán, anudado con cinta fina de washi tape, para poder meterlos en el bote sin que se estropeasen.

Todo un éxito el regalo. Y de los bombones, creo que ya no queda ni uno.




3 comentarios:

  1. me encanta el bote y los bomboncitos!! que detallista eres.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola linda.Muuuchas gracias!!! Siempre tienes palabras bonitas. Besos

      Eliminar
  2. Me encanta las dos cosas, el bote precioso pero los bombones son super cucos, hastas daría pena comerlos!! Muacs!

    ResponderEliminar

¿Te apetece comentar algo? Adelante, todas vuestras palabras son bienvenidas. Gracias.